PARA LA HIPERTENSION……ESTARAS BIEN….RECUERDA MENTE Y MEDICINA.

Hector Ruiz Haeussler

Hector Ruiz Haeussler

Entre los síntomas més comunes de hipertensión tenemos:

Respiración corta
Dolor de cabeza
Sudoraciones

Rubor facial
Pulso rápido
Mareo
Alteraciones visuales
Sonido de zumbido en los oídos
Manchas en los ojos como objetos oscuros volantes
La presión arterial se mide con un instrumento llamado sphygnomanometero en milímetros de mercurio.

La presión más alta que se alcanza durante cada latido del corazón recibe el nombre de presión sistólica, y la más baja entre dos latidos; presión diastólica. La mayoría de los adultos jóvenes tienen presión aproximada de 120/80. Sin embargo, ésta aumenta con la edad hasta llegar incluso a160/90.

Remedios populares

Remedio para la hipertensión #1: Tomar tres veces al día un vaso de cocimiento de ajo.

Remedio para la hipertensión #2: Hacer un batido de pepino y tomarlo diariamente.

Remedio para la hipertensión #3: Colocar 10 gotas de aceite de lavanda en un pañuelo e inhalar sus vapores para controlar los casos hipertensión que atracan de forma sorpresiva. (Remedio proveniente de la aromaterapia).

Remedio para la hipertensión #4: Verter una taza de agua hirviendo sobre 2 puñaditos de flores de espino albar y dejar reposar durante 25 minutos. Tomar una taza tres veces al día.

Remedio para la hipertensión #5: Cocer un puñado de hojas de olivo en un litro de agua, colar y guardar en un recipiente. Beber uno o dos vasos al día.

Remedio para la hipertensión #6: Colocar una cebolla pequeña y troceada, 7 dientes de ajo pelados y el zumo de un limón. Agregar agua hasta cubrir los ingredientes y dejar toda la noche. Colar y beber en ayunas durante 9 días.

Recomendaciones

Para combatir la presión sanguínea alta, es necesario seguir las siguientes recomendaciones

Reducir el consumo de sal (sodio). Para ello se debe evitar la ingesta de alimentos como:

Ketchup (Una cucharada contiene 156 miligramos de sodio).
Frutas secas
Hojuelas de todo tipo
Bicarbonato (como el polvo de hornear, ya que está hecho de bicarbonato de sodio).
Queso (Una porción de media taza del requesón contiene 425 miligramos de sodio).
Patatas fritas
Carne o pescado ahumado o salado,
Jamones
Cubitos para caldo y salsas
También se sugiere leer las etiquetas de las latas y de otros productos alimenticios con el fin de verificar su contenido de sodio. Una lata de8 onzas (224 g) de tomate cocido, por ejemplo, puede contener más de 800 miligramos de sodio, mientras que otra tal vez sólo tenga 70. Se debe buscar en la etiqueta el término “sodium-free” sin sodio o también “low-sodium” bajo en sodio. Por el contrario, desconfíe al ver la palabra “light”, ya que una salsa de soya light, por ejemplo, de todas maneras puede contener 605 miligramos de sodio por cucharada.

Comer frutas y verduras particularmente rico en potasio, calcio y magnesio. Segùn varios estudios, se ha detectado que las personas que consumen calcio y magensio obtenido de los alimentos corren menos riesgo de sufrir hipertensión debido a que gracias a estos minerales los vasos sanguíneos se dilatan. Es decir, se hacen más grandes, y le dan a la sangre el espacio que necesita para fluir sin presión. Se puede obtener calcio de la leche descremada, el tofu, el jugo de naranja enriquecido con calcio, la col rizada, el brócoli y el repollo.

En cuanto al potasio, éste ayuda al cuerpo a expulsar el sodio. Por ello, resulta beneficioso su consumo en el caso de hipertensión. Alimentos que contienen potasio son los frijoles, la papa, el aguacate o palta, las habas blancas, el plátano amarillo (guineo, banana) y las frutas secas, como los albaricoques y las pasas.

Comer pescado, ya que parece que su aceite es esencial para mantener la presión en un nivel sano y estable.

Evitar el estrés tanto como sea posible. Un medio para controlarlo consiste en aprender técnicas de relajación y visualización.

Dormir lo suficiente.

Limitar el consumo de alcohol a una o dos copas al día (preferiblemente vino rojo)

Cuidar el peso, ya que existen estudios que indican que las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de sufrir de hipertensión.

Hacer ejercicios, pero no los isométricos. El ejercicio como caminar a paso rápido, andar en bicicleta y nadar ayudan a reducir la hipertensión. Sin embargo, se debe evitar los ejercicios isoméricos como el levantamiento’de pesas, que ocasionan una meteórica elevación temporal de la presión sanguínea.

Llevar un control de la presión arterial. Se aconseja que las personas que sufren de hipertensión midan regularmente su presión sanguínea en casa con el fin de vigilar su estado de salud lo cual es beneficioso, ya que ayuda a percatarse de cómo la dieta y los ejercicios están afectando la presión sanguínea y también elude la reacción a “la bata blanca”: debido a la cual muchas personas, al entrar en el consultorio médico, se ponen tensas y sus presiones se elevan considerablemente.

Si una mujer está embarazada, se aconseja que se tome la presión arterial frecuentemente, ya que la hipertensión no tratada durante el embarazo puede representar una seria amenaza para la madre y el niño.

Hablar menos. Según investigaciones realizadas, no sólo el discutir eleva la presión arterial sino que se ha demostrado que prácticamente cualquier comunicación (no sólo la palabra hablada sino también hasta el lenguaje a señas que usan los sordo) puede aumentar la presión sanguínea.

Tener una mascota. Según varios estudios, se confirma la aceptación de la terapia con mascotas la cual ayuda no sólo a las personas que sufren de hipertensión sino también de enfermedades coronarias.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: